Cuento Infantil: Un deseo en Navidad

un-deseo-en-navidad

Llega diciembre, el mes más hermoso del año por sus colores, alegría, música y especialmente por los regalos. Así lo siente Sally, una pequeña de diez añitos. Se ha portado bien durante todo el año, ha sacado las mejores calificaciones de su salón, ayuda a sus padres en los quehaceres del hogar, toda una niña modelo.

Ya hizo su carta al Niño Jesús. La colocó en el árbol de Navidad, muy cerca de la punta para que el Niño Jesús no tuviera problemas en llevársela. Todos los días se levanta muy temprano y corre hasta la sala para verificar que su carta ya no esté. Luego de muchos días, ocurrió el milagro, la carta ya no estaba.

Sally y su madre Sofi vivían solas desde hace algún tiempo. Una mañana el padre salió a comprar cigarros y ya nunca regresó. Aunque estaban bien, Sally sabía el trabajo que pasaba su madre tratando de sacar la casa adelante; pero en especial a ella. Son un gran equipo, venden limonada en los juegos infantiles del pueblo, hacen galletas y tortas para vender, se apoyan una a la otra.

El gran día, Sofi despertó y mirando por la ventana pidió un deseo en Navidad, luego sonrió y se levantó enérgica para enfrentar el día. Sally estaba en la cocina horneando y preparando todo para la gran noche. A su mamá le pareció un poco exagerado todo, pero la dejó tranquila.

Ya juntas, alrededor del árbol, Sofi le preguntó a su hija qué había pedido de regalo y ella le contestó: algo que te alegrará la vida. En ese momento sintieron tocar la puerta y cuando Sally abrió, volteo de inmediato hacia su madre y le dijo: mi regalo de Navidad se hizo realidad; y Sofi corrió hacia la puerta, no podía creer lo que veían sus ojos, era su esposo, entonces dijo: mi deseo de Navidad también se hizo realidad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *