Cuento Infantil: Las noches de Nieve

cuento-infantil-las-noches-de-nieve

Era víspera de navidad en el valle de los sueños, había amanecido un día hermoso, soleado pero frío y con una brisa incesante que hacía bailar las flores de todos los jardines de las casas del pueblo. Faltaban pocos días para nochebuena y los niños se esmeraban adornando el árbol de Navidad con sus padres, mientras la abuela podaba las bailarinas plantas en el patio de la casa de la familia Nieves.

Era ya casi mediodía, cuando empezaron a pasar los pastores con sus rebaños de ovejas y cabritos montaña abajo hacia el riachuelo que atravesaba el valle. Las campanitas por las calles, le daban un especial ambiente de fiesta al viejo pueblo que ya se preparaba para la llegada de papa Noel. El pastor que iba de último con su redil, gritaba a viva voz: ¡está nevando en el pico de la montaña!  Y ante tal anuncio, todos los niños del Valle de los sueños se apuraban a colocar sus luces navideñas, para ir a la plaza del pueblo a esperar la nevada, la abuela Nieves había hecho ya en la tarde las galletitas y un rico chocolate, cuando los primeros copos blancos se asomaban en el horizonte, las ventanas de todas  las casas, ya mostraban los cristales empañados y las campanas de la iglesia del pueblo, tañeron sin cesar, había llegado la noche de nieve en el valle de los sueños, esa nevada era el tradicional aviso de que ya eran los días de navidad en el valle de los sueños.

Cada noche a partir de esa primera nevada, en cada casa del pueblo y hasta las más lejanas de la montaña, tenían su fogata en la chimenea, galletas de jengibre y chocolate caliente, para que los abuelos contaran a los niños, como fue la primera noche de nieve que pasaron en el valle, por aquellos años en que apenas se fundaba la primera comarca.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *