Cuentos Infantiles: Manchitas, una traviesa sin remedio

la-cabra-y-el-zorro

Manchitas era una linda gata de pelo blanco con pequeñas manchas grises. Ella no tenía un hogar, se abrigaba del frío debajo de algún coche o enrollada junto a algún árbol buscando un poco de calor.

En el día, Manchitas transitaba largas calles para buscar su alimento, escarbando entre las sobras que había en los basureros y si podía, se colaba por la ventana de alguna casa para tomar algo que pudiese comer. A veces corría con la suerte de que alguien le diera un poco de leche caliente que le agradaba a su pancita; otras veces conseguía tomar un pedazo de pan fresco sobre la mesa de alguna casa, pero cuando no corría con esa suerte solo conseguía restos de comida vieja en algún basurero.

Esa era la rutina de Manchitas todos los días, durante la mañana luchaba por obtener su alimento para sobrevivir y al llegar la noche, buscaba algún lugar que le ofreciera calor para descansar un poco. Manchitas no conocía de cariños, juegos, ni un hogar donde no tuviese que preocuparse de nada más que compartir todo el día con niños y adultos.

Un día su suerte estaba a punto de cambiar. Manchitas como todos los días, se encontraba haciendo su largo recorrido para conseguir un poco de agua y comida. Mientras caminaba, se fijó en que estaba abierta la puerta de una casa y no había nadie allí, por lo que decidió acercarse cuidadosamente sin hacer ruidos, así que entró para buscar algo que comer. Se dirigió a la mesa pero no encontró nada; siguió buscando en la cocina y se percató de un hueso que estaba dentro de un recipiente sobre el suelo.

En ese momento escuchó a alguien que se acercaba y decidió correr a esconderse, pero entró una tierna abuelita acompañada con su perro Spike.

Manchitas estaba temblando de miedo y de repente  Spike se abalanzó sobre ella para darle muchos mimos y comenzar a jugar. Desde entonces Manchitas ya tiene un nuevo hogar junto a la abuela y su amigo Spike, donde todos los días toma un poco de leche caliente, pescado y galletitas entre horas interminables de diversión.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *