El zorro y la cabra

Un zorro cayó en un pozo, y aunque no era muy profundo, se encontró con que no podía salir de él de nuevo. Después de haber estado en el pozo desde hace mucho tiempo, una cabra con sed llegó. La cabra pensó que el zorro había bajado a beber, y por lo que pidió saber si el agua era buena.

“La mejor en todo el país”, dijo el astuto zorro, “salta y pruébala. Es más que suficiente para los dos.”

La cabra con sed saltó de inmediato y comenzó a beber. El zorro saltó con la misma rapidez a la espalda de la Cabra y saltó desde la punta de los cuernos de la cabra fuera del pozo.

La cabra tonta ahora veía que estaba en una difícil situación en la que se había metido, y rogó al zorro para que la ayudase. Pero el zorro ya estaba en su camino hacia el bosque.

“Si hubieras tenido tanto sentido como barbas tienes, no hubieras caído hasta aquí le gritó mientras corría por el bosque.

“La cabra pensó que habría sido más cautelosa acercase para encontrar una manera de salir de nuevo antes de que le pasara lo que le pasó.”

Sin embargo una repentina lluvia comenzó y elevo el agua del pozo, lo que le permitió a la cabra salir del mismo flotando. Para su sorpresa cuando iba por el bosque vio de nuevo al zorro, pero esta vez en una trampa, en donde su pata ya no podría salir.

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *