La Sirenita

Era el día del concierto en el reino del rey Tritón bajo el mar. Sirenas y tritones corrían hacia el salón para conseguir un buen lugar. Sebastián, el compositor cangrejo, dio las primeras señales para organizar la orquesta y por lo tanto para iniciar el concierto. Sería una noche muy especial, así como seis de las hijas del Rey Tritón iban cantar y bailar en el escenario con el sonido de la orquesta bajo el agua también la sirena Ariel cantaba su primer solo!

cuento-infantil-la-sirenita2

Los primeros sonidos comenzaron a ser oídos y las sirenas comenzaron a cantar una melodía mágica encantada a todos los que oyeron. Ariel cantaría desde la gran concha donde debería estar y, sorpresa no estaba allí!

El rey, enfurecido, llama a Ariel y envió a sus tritones para encontrarla.

Cerca de allí, Ariel y su única amiga nadaban alrededor de un naufragio, tratando de encontrar algo interesante. Ariel había olvidado por completo el concierto! Era tan distraída, que no tuvo conocimiento de la presencia de un tiburón cuando estaba justo al lado de ellos. Las dos amigas nadaban desesperadamente con el fin de escapar del tiburón pero este, ya que era más rápido, estaba a punto de llegar a ellas. Ariel luego pudo salir a través de un pequeño agujero de un ancla.

Cuando el gran tiburón trató de hacer lo mismo, se que quedó atascado, no le fue posible moverse. “¡Bien hecho!” dijo su amiga. Ariel y su amiga se alejaron en silencio.

Sin embargo, en las profundidades del mar la bruja Ursula buscaba a su bola mágica para espiar Ariel. Ursula deseaba ser capaz de permanecer con la maravillosa voz de Ariel.

cuento-infantil-la-sirenita

En el barco hundido, Ariel había encontrado un tenedor, y como ella no sabía lo que era, se lo mostró a la gaviota Wonk. “Se trata de un tenedor. Eso pertenece al mundo de los humanos y sirve para peinar tu cabello”, Dijo Wonk, muy convencido de lo que dice

Ariel vuelve a casa cuando, de repente se acordó del concierto:” Ah, se me olvidó el concierto! Mi padre estará tan enojado… “. Y se apresuró a regresar. Cuando el rey habló con Ariel, no sólo aprendió que había olvidado el concierto y como sabía que había ido a buscar tesoros de la superficie que pertenecían a los seres humanos. Dijo: ” Yo te ordeno que no a vuelvas a la superficie!” Exclamó el padre, enfurecido. Y entonces el rey se dirigió al cangrejo Sebastián para vigilar a Ariel.

Ariel siguió soñando con el mundo humano y no creía que fuera  un mundo que era tan bellas, habían cosas que podrían ser tan malas como su padre le dijo.

En una noche de tormenta, un barco surcaba a través de los mares con gran dificultad. En ese barco viajaba el joven príncipe Eric. El mar se convirtió cada vez más agitado hasta que uno de sus marineros gritó: “Aquí viene un huracán Maestro”. Pero antes de que pudieran hacer algo para protegerse a sí mismos, olas gigantes lanzaron el barco contra las rocas y se hundió, dejando al príncipe Eric a la deriva en el mar.

Ariel cuando se dio cuenta de que el príncipe se hundía, nadó hasta él para salvarlo. El príncipe fue llevado por la sirena de la playa y cantó hasta que se despertó. Una vez que se despertó miró a Ariel, y le oyó decir: Un día voy a ser parte de su mundo”, y rápidamente se alejó del príncipe y se hundió hasta el fondo del mar

El príncipe fue encontrado por un criado que lo llevó al palacio. Por cierto, Eric le dijo al empleado que había sido salvado por una hermosa chica con una voz maravillosa.

Una vez más el rey Tritón supo que Ariel había ido de nuevo a la superficie y estaba muy enojado, y una vez más le dijo, “Ariel, los humanos todos ellos son iguales! Son salvajes e incapaces de amar”. Y de un solo golpe, de su tridente, destruyó todas las pertenencias y tesoros que Ariel, había obtenido de los naufragios.

Mientras Ariel lloró dos anguilas malvadas le dijeron a Ariel que todos sus sueños se podrían realizar si estuviera hablando con Úrsula, la bruja del mar. Ariel decidió ir a donde la bruja y esté dijo estar de acuerdo en ayudar a la sirena a cambio de su voz! Ariel deseaba tanto tener piernas para ir a ver al príncipe con quien se enamoró y ser aceptada. Pero la bruja añadido: “Tendrás tres días hasta la puesta de sol, por lo que el príncipe se enamorará de ti. Si no es así, volverás a ser una sirena y mi esclava para siempre. ”

Ariel asintió y después de estar un tiempo en la playa, su cola se convirtió en hermosas piernas. El Príncipe Eric que estaba caminando con su perro en la playa vio a Ariel y corrió hacia ella, preguntándole si ella ya lo sabía. Pero Ariel sin su voz, sólo pudo asentir con la cabeza sí. Eric sintió que Ariel era la sirena que la había salvado, pero ¿cómo? Ella no podía hablar como para cantar! Eric condujo a Ariel al palacio y la presentó a todos. Pasaron los días y eran muy felices juntos.

Pero en el fondo del océano, el rey Tritón estaba preocupado porque no encontraba Ariel.

Ursula, con su bola mágica, observaban Ariel y al príncipe cada vez más enamorados. Así que preparó un plan para separarlos. Se convirtió en una hermosa chica llamada Vanessa y utilizó la voz de Ariel, para engañar al príncipe.

Cuando el príncipe oyó cantar Vanessa, pronto llegó a ser hechizado y decidió casarse con ella. Ariel había perdido el amor de su vida y sería esclava de Ursula para siempre! Un amigo de Ariel, la gaviota, que estaba a bordo del barco donde se iban a casar Eric y Vanessa, logró descubrir que Vanessa realmente era un disfraz de Ursula y se lo advirtió a Sebastián.

Los dos, junto con otros animales marinos trataron de detener la boda. En la confusión, la bruja cayó al suelo y Ariel recuperó de nuevo su voz! Al ver a Eric, ella lo llamó: “Eric!”. El príncipe miró a Ariel y lloró. “Puedes hablar… después de todo siempre has sido…”. Ariel y Eric estaban a punto de besarse cuando Ursula se convirtió en un monstruo marino y arrastró a Ariel al mar. Se hizo de noche y las piernas Ariel volvería a ser la cola de una sirena. El Rey Tritón apareció y Ursula le dijo sobre el acuerdo que había hecho con su hija. El rey propuso a la bruja que liberara a Ariel y que tomara al rey como su esclavo.

Ursula aceptó y así adquirió los poderes del rey, y entonces su poder fue aún más grande y más mala. “Ahora yo soy la jefe en el océano”

Al ver esto, el príncipe valiente tomó el barco y lo dirigió hacia Ursula, haciendo que la parte delantera del barco cruzara el frio corazón de la malvada! El cuerpo de la bruja se hundió en el mar y los poderes del rey volvieron hacer de él. El Rey Tritón al darse cuenta de que Eric y Ariel se gustaban el uno al otro, les devolvió las piernas a Ariel y ésta de nuevo se fue con Eric y fueron felices para siempre.

cuento-infantil-la-sirenita3

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *