Martina la niña mentirosa

Había una vez en un pequeño pueblo llamado Santa Coloma en donde una niña llamada Martina era conocida como la mariquita y nadie sabe la razón.

Un día la niña más popular de la escuela, Ariadna, anunció que tenía  la bolsa más cara de la comarca. Todo el mundo corrió hacia ella menos Martina, no se quería ni acercar, le daba envidia! Se puso roja como un tomate y fue con cara de angelito hacia Ariadna y le dijo:

– Ah! Sobre esa bolsa yo también la tengo pero en color rosa!

Entonces la mitad de la gente fue hacia ella. Ariadna cogió envidia porque ella lo tenía de color rosa y el rosa era el color preferido de Ariadna. Durante las dos primeras semanas fue perfecto pero las niñas fueron notando que ella decía que la tenía y lo decía pero no lo llevaba. Las niñas de su grupito exclamaron:

– Eh! Si la tienes porque no lo traes? – Todas dijeron – Si, si porque no la traes?

Se volvió a poner roja y se marchó corriendo. Al cabo de una semana para consolarse de los nervios invitó a comer a su mejor amiga, Claudia. Como Claudia era lista le dijo:

– Ahora que estamos en tu casa me enseñas la bolsa?
– Eh, sí, uf! La verdad es… que no la tengo. Era para darle envidia a Ariadna!

Claudia añadió:

– Has estado mintiendo a tus amigas y además a mí, a tu mejor amiga que tienes! No me lo puedo creer! Cuando Martina notó que perdía a su mejor  amiga aprendió que mentir era malo y el día siguiente fue a disculparse. La hicieron perdonar y desde ese momento ya no dijo ninguna mentira porque vio lo que pasaba si lo hacía.

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *