Cuento Infantil: Martin y el Mundo de Papel

 

la-cabra-y-el-zorro

Martín era un niño muy desordenado que no le gustaba la limpieza, era flojo y desobediente. Así que sus padres lo castigaron en su cuarto todo el día para que lo ordenara y así darle una lección.

Pero Martín era muy malcriado y se sentó molesto en la cama sin hacer nada. Debajo de ella, lo observaban Caqui y Marlon, una cucaracha  y un ratón, ambos amantes de la suciedad, las migajas de pan y restos de comida, al ver que Martín se comportaba como ellos decidieron hablarle.

-Hola- dijo Caqui. Martín al escuchar que una cucaracha le hablaba brincó de la cama de un susto. En otro extremo estaba Marlon, un prepotente ratón que siempre esperaba los restos de queso que Martín acostumbraba a dejar luego de la cena.

-¿Cuándo traes la cena?- preguntó Marlon-  necesitamos irnos ya de tu habitación porque la reina de la basura está por llegar y es muy peligrosa, suele llevarse con ella a niños como tú dijo Marlon mientras jugaba con un calcetín de Martín.

Martín no podía creer que estaba hablando con una cucaracha y un ratón, así que intentó huir. Pero justo en ese momento lo detuvo un remolino de basura.

Los escombros,  los papeles  y restos de basura se convirtieron en una reina muy desagradable y maloliente. Martín no sabía a dónde huir, solo tenía a su favor a Caqui y Marlon quienes se mantenían escondidos detrás de una cesta de ropa sucia.

-Eres un chico muy listo, niños como tú son los que necesito en mi reino, traeremos enfermedades, contaminaremos el agua, la tierra, el aire y nos divertiremos mucho. ¿Qué dices, te unes?- comentó la malvada reina con malicia.

Cuando Martín escuchó esto se sintió culpable por formar parte de la destrucción del planeta y se negó completamente a ayudar a la reina de la basura, así que buscó en el baño, todos los implementos de limpieza incluyendo agua y jabón y se deshizo de todo aquello que mantenía su cuarto sucio y nunca más quiso ser el niño que era antes.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *