Cuento Infantil (Moraleja): La chica del iPhone rojo

 

En el edificio Lomas del Paraíso vivía una adolescente de 14 años llamada Alexandra. Ella era reconocida por su increíble iPhone rojo que tanto lucia por todas partes. Alexandra vivía con su abuela, la señora Claudia. Ella no conocía nada sobre tecnología, sin embargo, era muy sabia en bastantes aspectos de la vida.

Alexandra y su abuela vivían en el piso 10 del edificio, por ende siempre tomaban el ascensor de los pisos pares para poder llegar a su apartamento. Un día la señora Claudia tomo el ascensor impar para no tener que esperar por el otro, sin embargo, empezó a escuchar sonidos muy extraños que emitía el ascensor. Cuando la señora llega a su apartamento, y se encuentra con su nieta que en ese momento estaba utilizando su teléfono, Claudia le comentó a su nieta.

—Mija, no use el ascensor impar, porque escuché unos sonidos súper raros, ¡parecía que se estaba desarmando! —exclamó la abuela con mucha preocupación.

—Si abuela tranquila, yo de todos modos no uso ese ascensor. —comentó Alexandra de manera muy despreocupada.

Una tarde Alexandra llegaba del colegio, y como era de costumbre su atención era exclusivamente para su teléfono, que empezó a dar señales de baja batería. Esto causó que Alexandra caminara más rápido, y tomara por apuro el ascensor impar. Segundos después empezó a escuchar los sonidos que describía su abuela. En ese mismo instante la chica del iPhone rojo recordó la conversación con su abuela. El ascensor se detuvo y las luces en el interior se apagaron, Alexandra empezó a gritar y pedir auxilio.

—¡Ayuda, ayuda, estoy aquí! —gritaba con desesperación, pero nadie la escuchaba.

Pasó horas en el ascensor sin que nadie notara de su ausencia. Hasta que el ascensor comenzó a funcionar, y empezó a bajar. Esto tranquilizó mucho a Alexandra, pero le dio una lección muy importante: prestar un poco más de atención a lo que sucede alrededor, y menos a su teléfono.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *