Cuentos Infantiles: Los niños de la Ciudad Jardín

 

la-cabra-y-el-zorro

Había una vez una ciudad que tenia jardines preciosos, bellos lagos, e increíbles montañas, era sin dudar un sitio perfecto para caminar y jugar. Sin embargo, se encontraba casi todo el tiempo solo. En estos lugares, solo había ancianos mayores que admiraban la belleza de la naturaleza.

La Ciudad Jardín era muy elogiada por sus avances tecnológicos, estaban empezando a circular por sus calles robots, que se encargaban de la limpieza de estas. Algo bastante peculiar, eran que en los alrededores de la ciudad no se veía a ningún niño, excepto en las diversas escuelas y en algunos centros de videojuegos, que se encontraban en algunas ocasiones totalmente llenas y minadas de jóvenes.

Casi todos los niños iban de su escuela a su casa, donde solían estar ahí todo el día usando sus avanzados teléfonos inteligentes, viendo televisión, o jugando videojuegos.

Un joven llamado Luis de 16 años amaba bastante a su abuela, que todos los días iba a uno de los lagos más hermosos de la ciudad a caminar. Luis nunca la acompañaba, pero un día su abuela no apareció, toda la familia se preocupó bastante. El joven empezó a buscarla por toda la ciudad, hasta que decidió ir al lago donde su pobre abuela frecuentaba caminar.

Ahí la encontró tirada en el suelo donde le dijo:

-Luis sé que todo el tiempo estás ocupado, yo hacía lo mismo a tu edad, pero por favor no pases la mayor parte de tu vida, sin aprovechar estos hermosos lugares. Ven a jugar con tus amigos, camina, ¡diviértete! le dijo su abuela de manera muy débil.

– Te lo prometo abuela, pero no te vayas- dijo Luis llorando.

Su abuela falleció esa noche, lo que trajo que Luis odiara más esos lugares, pero una mañana de un domingo, el joven salió y se dirigió a este majestuoso lugar, donde sintió la presencia de su abuela. Con el tiempo el muchacho empezó a ir solo, y se dedicaba a admirar la naturaleza de estos hermosos lugares.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *